Chrome da continuos mensajes del tipo “Shockwave Flash has crashed” en Debian Wheezy 7

Me volví loco intentando una solución a través de chrome://plugins, que es la solución que aparece en todas partes. Pero, oye, que nada.

Al final, lo que me lo solucionó sin problemas fue lo que se propone en un foro italiano. Si, está en italiano, pero los comandos se entienden a la perfección, y el problema no tanto pero prestando un poco de atención y con ayuda de Google ya está. El fallo está en el plugin Pepper Flash, que viene incorporado en el Chrome. Resulta que a partir de la versión 37.0.2062.120 de Chrome, el plugin Pepper Flash necesita las librería glibc 2.14 para funcionar. Sin embargo la versión estable de Debian Wheezy proporciona glibc 2.13. Oh, si, Chrome se actualizará sin quejarse de ninguna dependencia, pero el plugin Pepper Flash no parará de lloriquear y de romperse una y otra vez. Puedes comprobar la versión de tu navegador Chrome en el menú, "Información de Google Chrome", si te pasa a ti.

¿Hay alguna solución?. Bueno, nuestro amigo italiano tomberry propone descargar una versión anterior de Pepper Flash y sobreescribir la que viene con el Chrome. Es muy fácil, nos da los comandos listos para ejecutar (eso si, hazte root).

Para amd64 (es decir, la versión 64 bit de Debian):

cd /opt/google/chrome/PepperFlash && sudo wget http://goo.gl/4dJvJE -O libpepflashplayer.so && exit

Para i386 (es decir, la versión 32 bit de Debian):

cd /opt/google/chrome/PepperFlash && sudo wget http://goo.gl/4awX8D -O libpepflashplayer.so && exit

Ignoro qué ocurre en otras versiones de Linux tal que Ubuntu, pero es muy posible que sus librerías glibc estén más actualizadas y no les falle el Pepper Flash. ¡Eh, no te quejes, es el precio que pagas por usar la versión estable de Debian!.

Después de ejecutar el comando no te olvides de que tienes que cerrar todas las ventanas de Chrome y luego volverlo abrir. Hombre, si eres muy paranoico, puedes copiar antes el fichero /opt/google/chrome/PepperFlash/libpepflashplayer.so en un lugar seguro por si ocurre un accidente nuclear o tu ordenador es devorado por un agujero negro. A mi me funcionó como la seda, qué quieres que te diga.

¡¡Eh, un momento!!

Bueno, sí. Estás instalando una versión anterior de libpepflashplayer.so que está colgada en un Dropbox de no-se-quién. Y con privilegios de root. ¿No te fías?. Paranoia cosa fina, ¿eh?.

Vaaale, vale. Vete al directorio /var/cache/apt/archives. Ahí deberías tener todos los paquetes legales de google-chrome que has ido actualizando desde el principio de los tiempos. El sistema los deja ahí almacenados cuando los descarga de los repositorios. Elige una versión anterior a la 37.0.2062.120, descomprímela, pilla el fichero libpepflashplayer.so y copialo a /opt/google/chrome/PepperFlash. Para descomprimir el paquete puedes usar los comandos siguientes (sustituye el número de versión por uno que tengas):

cp /var/cache/apt/archives/google-chrome-stable-35.0.1916.153-1_amd64.deb ~
cd ~
ar x google-chrome-stable_35.0.1916.153-1_amd64.deb
tar --lzma --extract --verbose --file data.tar.lzma
sudo cp opt/google/chrome/PepperFlash/libpepflashplayer.so /usr/lib/pepperflashplugin-nonfree/libpepflashplayer.so

Y ya está, estás instalando un Peeper Flash que procede directamente de los repositorios. ¿Más tranquilo así?. Yo no lo he hecho, preferí vivir peligrosamente, pero debería funcionar.

Be Sociable, Share!

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.