Sherlock Holmes

(Elegida de mutuo acuerdo)

Creíamos que de Sherlock Holmes se había dicho ya todo lo decible. Bueno, pues no. Aquí tenemos otra versión que pretende dar un punto de vista original, una vuelta de tuerca más a la compleja personalidad del más famoso detective.

Original punto de vista si que es, desde luego. ¿Pero acertado?. Eso habría que discutirlo. En mi opinión no: en la peli nos presentan a un Holmes que resulta más bien un macarrilla barriobajero que un detective culto e inteligente. Y sobre su capacidad para sacar rápidas conclusiones con datos más bien escasitos, lo llevan a unos extremos realmente difíciles de creer (por decir algo).

Robert Downey Jr. es Sherlock Holmes. Es un actor irregular y con cierta vis cómica que tiende siempre un poquito a la sobreactuación. Dependiendo del papel, puede bordarlo o quedarle demasiado teatral. En la película Iron Man me encantó. En ésta no tanto y no llega a convencerme. Pero no estoy seguro de si se trata de un problema de actuación o de guión, porque ya digo que el personaje que nos presentan no acabó de gustarme para nada. Curiosamente, Robert Downey no pega físicamente ni como actor para el personaje (pegaría más bien como Watson), pero supongo que es lo que el guionista y el director buscaban.

Jude Law es el Dr. Watson, el fiel amigo de Holmes. Law es un actor un poquito limitado, demasiado elegante, demasiado… británico. Pero en lo que hace, suele ser bastante bueno y acabar haciendo un excelente trabajo. Por ejemplo, para los buenos aficionados a la Ciencia Ficción, Law siempre será Jerome, no importa lo que haga. No es un actor que de el tipo para un buen Watson (pega más bien como Holmes), pero nuevamente supongo que era lo que los guionistas y el director buscaban.

La guapa Rachel Adams interpreta a Irene Adler, una mujer de oscuro pasado que tiene la rara habilidad de conseguir engañar a Holmes y hacerle sacar de sus casillas. Obviamente, su belleza es su mejor arma. Una interpretación correcta bien conseguida, en la que la actriz pone de su mano toda la seguridad en si misma y todo el encanto que el personaje necesitaba.

La no tan guapa pero sí atractiva Kelly Reilly interpreta a Mary Morstan, la novia de Watson (para desesperación de Holmes, que ve tal noviazgo como una cuña que amenaza la amistad entre ambos). Mary es un personaje inteligente y maduro, capaz de lidiar con lo que sea. De hecho, es posiblemente el personaje que más me ha convencido de todos. Muy bien interpretado y manejado por parte de Kelly Reilly, desde luego, que como ya dije, no es especialmente guapa, pero sí tiene una mirada capaz de taladrar al más duro, y la usa sin piedad.

En cuanto a Mark Strong como Lord Blackwood, bueno, bien. Pero es un malo maloso de película, de los de “Mmuah-ha-ha!”, y generalmente no me suelen convencer ese tipo de personajes. Salvo que la cosa se haga aposta y en la peli adecuada: por ejemplo, uno no puede evitar que le guste Darth Vader. Pero Lord Blackwood no cuela. Como tampoco cuela Holmes, personajes ambos demasiado listos y demasiado infalibres para ser creíbles.

En general, la película como que no. Muy bien ambientada, con una fotografía y una recreación del Londres del siglo XIX sencillamente excelente. Pero con un guión que me acabó de atrapar y unos personajes que no me llegaron a convencer.

Una estrellita y media. Se siente.

Opinión: ★½☆☆☆

Be Sociable, Share!

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.