Young adult

(Elegida de mutuo acuerdo)

Marvin Gary es una escritora (bueno, técnicamente el negro de otra escritora), que regresa al pueblo donde pasó su juventud para recuperar a su ex novio. El problema es que el tiempo ha pasado y ya nada es como antes, pero ella apenas ha llegado a madurar y no parece darse cuenta.

Nos apetecía una peli ligera, una comedia romántica a ser posible. Y nos encontramos con esto, que de comedia tiene poco y de ligera menos todavía. Y no lo digo con decepción, en absoluto. Porque es una peli que me ha gustado bastante, ya ves. Pero no vayas pensando que es una comedia, porque no lo es.

La protagonista absoluta es Charlize Theron, que interpreta posiblemente el mejor papel de su carrera. Magnífica, realmente magnífica interpretando como nadie a Mavis Gary, una mujer fea. Y es muy, MUY convincente interpretándola. Obviamente, no digo que hace de mujer fea por fuera (aunque escenas hay que también), sino a una mujer fea por dentro. Pero fea hasta decir basta, tanto que resulta hasta patética. Es una sensación extraña ver a Charlize Theron en pantalla y sentir piedad y vergüenza ajena por ella, la verdad. Pero el guión es despiadado con su protagonisa y ella coge su papel, lo borda en pantalla y lo hace creíble y palpable. De 10, así te lo digo.

Buddy Slade, el atribulado ex novio, es interpretado por Patrick Wilson, ya sabes, el doble de Paul Newman (que no nos engañemos… él sabe que lo es y lo explota todo lo que puede…). Y a mi entender, Buddy Slade es básicamente un hombre corriente, con sus debilidades y sus fortalezas, que ha visto la luz y ha madurado como ha podido. No es una gran persona y hay momentos en la trama en que apetecería abofetearle, pero al menos lo intenta, que no es poco.

Patton Oswalt interpreta (y muy bien) a  Matt, el típico friki del instituto. En parte, no ha llegado a madurar tampoco demasiado y sigue siendo el mismo friki que era de chaval. Pero en parte, es casi el único que tiene suficientes luces en la cabeza para entender todo lo que está pasando y analizarlo fríamente. En cierto modo, se convierte en la voz de la conciencia de Mavis y eso creará un vínculo entre ambos. Desde fuera de la pantalla, parece evidente que en el fondo están hechos el uno para el otro y que Mavis ha encontrado sin saberlo al hombre de su vida. Solo tiene que darse cuenta de ello. Y ahí lo dejo.

Elizabeth Raser interpreta a Beth, la mujer de Buddy. No es excesivamente guapa, es más o menos inteligente sin lanzar cohetes, más o menos responsable, pero con un punto de locura razonablemente controlado y sublimado en un grupo de rock. Contado así, no parece gran cosa. Pero el conjunto es una mujer equilibrada, buena gente, interesante, y con un punto de sal. Comprendes perfectamente que Buddy la haya preferido a Mavis porque seguramente tú también te la hubieras quedado.

Y más o menos esos son los personajes con los que se construye la historia. Personajes llenos y cargados de matices y sutilezas magníficamente elaboradas y representadas.

Básicamente, una película de bajo presupuesto, sin ninguna pretensión ni efectos especiales. Pero con un guión excelente y unos actores que han estado a la altura y han sabido llevarlo a la pantalla de forma creible y más que digna.

He visto películas mucho mejores, ciertamente.  Pero hay algo en ésta que me ha atraído especialmente y que hace que le de vueltas a los personajes de forma recurrente. Vamos, que es una película de las que se quedan en la memoria. Y por eso le voy a dar cuatro estrellitas, más de las que se merecería técnicamente. Todo por los personajes, los actores y lo que el director ha hecho con ellos.

Y es que no todo son efectos especiales en la vida, ya ves.

Opinión: ★★★★☆

Be Sociable, Share!

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.