Últimas Publicaciones

Red

(Elegida de mutuo acuerdo)

Frank Moses es un agente de la CIA jubilado que se dedica a tirarle los tejos a la telefonista encargada de enviarle los cheques todos los meses. Hasta que se da cuenta de que alguien en la compañía no quiere dejar cabos sueltos.

Bruce Willis interpreta a Frank Moses, el prota. Bueno, no es que Bruce Willis tenga muchos registros, precisamente. Sin llegar a ser Roger Moore, la verdad es que suele hacer siempre el mismo papel. Pero las cosas como son: lo que hace, lo hace bien.

Morgan Freeman interpreta a Joe Matheson, un antiguo compañero de profesión y sin embargo amigo, que estará dispuesto a echar una mano por los viejos tiempos. Freeman es Freeman, para qué vamos a entrar en detalles. Tiene bastante más registros que Willis y más estilo cuando le da la gana (bueno, también hizo de Dios en cierta peli de Jim Carrey, pero eso no cuenta, supongo que tenía facturas por pagar).

Marie-Louise Parker interpreta a Sarah, la telefonista que tiene encandilado al bueno de Frankie. Y ella se deja querer, al menos telefónicamente. Pero cuando aparezca el verdadero Frank y todos sus problemas juntos, no le hará tanta gracia la cosa. Bien, buen trabajo por parte de la actriz. Con cierta vis cómica sin estridencias que es muy de agradecer. Me gustó.

Helen Mirren interpreta a Victoria, también en el oficio. Parece sofisticada, pero es una mala bestia del carajo cuando le tocan las narices. ¡Eh, es Helen Mirren!. Está sencillamente espléndida.

John Malkovich interpreta a Marvin, otro jubilata de la compañía, completamente pirado y paranoico. Malkovich es de los buenos, buenos, supongo que ya lo sabes. Y como tal lo hace en esta peli.

Película divertida, con momentos graciosos. Venden un producto de puro entretenimiento y eso es exactamente lo que te dan.

Francamente recomendable si te va el cine chorras y palomitero. No te la pierdas…

Opinión: ★★★★☆

Camino a la libertad

(Elegida de mutuo acuerdo)

En una prisión de Siberia, viviendo en condiciones infrahumanas (como suele decirse), un grupito de reclusos no pueden soportarlo por más tiempo y están dispuestos a morir, si es necesario, a cambio de una remota oportunidad de escapar. Huir de la prisión es relativamente fácil. Lo complicado es sobrevivir después.

Jim Sturgess interpreta a Janusz, un oficial del ejército polaco que es el que tiene la idea y las narices de convencer a los demás para que se unan a una locura. Bien, actuación sencillita sin grandes alardes. Aunque sea, el prota, la verdad es que lo hacen mejor los secundarios.

Colin Farrell interpreta a Valka, un ruso en una cárcel que no discrimina a nadie. Valka es una mala bestia, cabrón donde los haiga, y en absoluto de fiar porque solo mira por sí mismo. Pero él también quiere escapar, y estará dispuesto a unirse al grupo con los demás. No, no me gusta como actúa Farrell. Supongo que quedé traumatizado desde que le vi haciendo aquel papel horroroso de Bullseye en la no menos horrorosa película Daredevil. Aún tengo escalofrios con esa peli, Diossss. Pero en ésta lo hace bien, mira. Bueno, al menos de mala bestia sabe hacer…

Ed Harris interpreta al señor Smith, un norteamericano que no cuenta demasiado sobre su vida privada, pero que si de sobrevivir se trata, sabe un rato. Magnífico trabajo de Ed Harris, como siempre. Al contrario que Farrel, Harris es uno de mis actores favoritos y aquí no decepciona.

Saoirse Ronan interpreta a Irena, una chica que se les une por el camino, a pesar de sus reticencias, que tienen sus más y sus menos entre si la aceptan en el grupo o no. Recuerdo agradablemente a esta actriz de la peli Ciudad de Ember, y aquí confirma lo que ya sospechaba: es buena, sabe actuar y la chica tiene futuro.

Peli un poquito lenta, pero el guión lo exige y no se hace para nada pesada. Magnífica ambientación y paisajes. Buen guión, a pesar de estar centrado solo en un puñado de protagonistas todo el tiempo. Historia atrayente y bien resuelta.

Muy recomendable.  Me gustó.

Opinión: ★★★★☆

El discurso del rey

(Elegida por María)

Después de que Eduardo VII renuncie al trono por la imposibilidad de casarse con Wallis Simpson, el testigo pasa a manos de su hermano, Jorge VI. Solo hay dos problemas: que nunca se le preparó para ser rey de Inglaterra, y que es tartamudo, en un momento en el que se le necesita para espolear la moral de un país que se encuentra en ese momento a las puertas de la II Guerra Mundial. Ha intentado ya múltiples terapias sin éxito, pero hace un último intento a la desesperada con un terapeuta poco ortodoxo.

Colin Firth interpreta a Jorge VI. La pena es que el doblaje seguramente hace que nos perdamos muchos detalles dignos de ser apreciados. Como por ejemplo la tartamudez del rey Jorge, o la diferencia de acentos entre el británico del rey y el australiano de su terapeuta. Con todo, y aunque Colin Firth no es precisamente uno de mis actores favoritos, me gusta cómo interpreta correctamente a un rey tímido, introvertido y con serios problemas para hablar normalmente (ya no digamos hacer discursos en público).

Geoffrey Rush interpreta a Lionel Logue, el terapeuta australiano (y actor fracasado en gran parte por culpa de su acento) al que Jorge y Elizabeth acuden a la desesperada. Buena interpretación, aunque ya vimos a Rush destacar en otros papeles recientes (¿os acordais de la Perla Negra?). Me gusta como trabaja este hombre, la verdad.

Helena Bonham Carter interpreta a la esposa de Jorge VI, la reina Elizabeth. La verdad es que es un poco sorprendente ver a esta actriz en un papel digamos “normal”, porque habitualmente suele encargarse de personajes bastante frikis. Y no, no lo hace mal. Para nada.

El veterano Derek Jacobi interpreta al Arzobispo de York, Cosmo Lang, que desde el principio se opondrá a la extraña relación que mantiene el rey con su terapeuta. Papel cortito pero bien llevado, casi un cameo como quien dice.

Película interesante y entretenida, mucho más de lo que me esperaba a priori, la verdad. Colin Firth y Goeffrey Rush mantienen un buen pulso durante todo el metraje y se complementan bastante bien.

Buena fotografía, buen montaje, buenos actores…

Francamente recomendable, mira tu.

Opinión: ★★★★☆

Burlesque

(Elegida por mi)

Una chica de pueblo abandona una vida que considera miserable camino de Los Ángeles, donde espera triunfar en los escenarios. Una vez en la ciudad, queda deslumbrada por un local, el Burlesque Lounge sin saber que está en plena crisis financiera y a punto de cerrar por falta de pago.

Christina Aguilera interpreta a Ali Rose, la chica de pueblo que va a la gran ciudad en busca de la fama. Por Dios, ¿quién ha sido el cabr*n que eligió la foto de Christina Aguilera en la Wikipedia? (porque hay que tener mala leche, vamos…).  Bueno, al grano. La Aguilera, actriz, actriz, no es, la verdad, pero como que eso no le importa a nadie. Pone gestitos apropiadamente a cada escena, luce sonrisa encantadora en cuanto puede, y baila y canta como lo que es: Christina Aguilera, por si no te has enterado. Y haciendo lo que sabe… está espectacular, así hablando en plata.

Cher interpreta a Tess, la dueña y jefa del garito en cuestión. Debidamente momificada, yo diría que no es la verdadera Cher sino más bien una representación en cartón piedra. Si, se conserva magníficamente para su edad, nadie lo duda. Tanto que da un poco de grima, a ver. Pero en fin, haciendo de diva en crisis interpreta su papel convincentemente, que no es poco. Y cuando tiene que cantar, lo hace como quien es: Cher, por si no te has enterado. Eso si, no le pidas que se mueva mucho, que para mi que se rompe.

Cam Gigandet interpreta a Jack, el camarero del garito y, básicamente el chico de la chica. Aunque tendrá que ganársela, claro. Pero guapo, es guapo. Y aguililla, también. Vamos, que si eres del otro bando y no babeas por Christina Aguilera, no te preocupes: babearás por el bueno de Jack. Sin duda.

Y como con ese chico y esa chica la cosa está más que clara, pues hay que meter un tercero en discordia. Ese es el papelón que le toca a Eric Dane interpretando a Marcus, un ricachón con todas las de ganar en el mundo real. Pero esto es una peli, se siente. Espera, que te pongo enlaces a fotos, porque la de éste en la Wikipedia también se las trae…

Alan Cumming interpreta a Alexis, un… bueno… tu viste Cabaret, ¿verdad?. Pues hace de eso. Y lo hace bien, la verdad. Pero es un personaje ya visto. En Cabaret, para más señas.

Kristen Bell interpreta a Nikki, la artista principal del Burlesque Lounge. Obviamente, cuando Nikki vea aparecer a Christina Aguilera en su territorio no le va a sentar nada bien… Se entiende, ¿verdad?. Hombreee…. aunque no le pega nada el pelo moreno (le da un aire a Natalie Portman, quién lo diría), la verdad es que yo no me quejo tampoco de Kristen Bell, para qué nos vamos a engañar. Ya lo sabrás, si eres “el lector”…  creo que hay uno que no solo aparece aquí, en esta tu web, sino que además vuelve… (hola, Luis, viejo amigo).   :-D

El guión, sencillito, para qué nos vamos a engañar. Pero uno no va a ver esta peli por el guión. Va a ver a Christina Aguilera, y quizás a Cher. Y por los número musicales. Y los más fanáticos, también por Kristen Bell, claro.

Y la verdad… bien, incluso muy bien. A pesar de que hoy me ha salido un crítica un poco gamberra y pueda parecer lo contrario, la peli está entretenida, los números son de verdad buenos, y el guión cumple su verdadera función: enlazar coherentemente de un número a otro.

Muy, muy recomendable, tal y como está el cine últimamente.

Opinión: ★★★★☆

Ladrones

(Elegida por María)

Un grupo de ladrones de alto nivel se dedica a dar golpes rápidos, meditados y con magníficos resultados. Pero un polícia tirando del hilo empieza a seguirles la pista muy de cerca.

Matt Dillon interpreta a Welles, el policía en cuestión… y supongo que el prota de la peli, aunque es bastante coral y no hay un protagonista claro. El papel de Dillon es, digamos, típico y tópico, lo hemos visto mil veces en mil peliculas. Y es interpretado por Matt Dillon sin sentimiento alguno convirtiéndolo en un personaje plano y sin gran cosa que decir salvo como motor de la trama, por mucho que nos pongan a una hija pequeña para humanizarle. No cuela, no hay la menor conexión entre ellos salvo estar juntos en algunas escenas.

Idris Elba interpreta a Gordon Jennings, uno de los ladrones y uno de los que tiene más peso en las decisiones del grupo, aunque las toman más bien por consenso. Bien, un personaje con un poquito de más cuerpo que el de Dillon, aunque ya dije que es una película muy coral, con todo lo que esto conlleva: es difícil dar una imagen profunda de ningún personaje cuando no te centras en ninguno concreto. Hay que ser muy bueno, disponer de un magnífico guión y tener muy buenos actores para contar una historia asi y encima darle profundidad. Se tienen que alinear los astros, vaya.

Michael Ealy interpreta a Jake, otro de los cabecillas del grupo, también de forma bastante aceptable y con algo más de peso en la película, no por el papel, sino por el físico del actor, que siempre destaca entre los demás y llena la pantalla.

Clifford Joseph Harris Jr. (o T.I. según donde mires), interpreta a Ghost, uno de los miembros del grupo, que acaba de salir de la carcel y pretende que le den el dinero que le deben, o que hagan un último trabajito con él para resarcirle. Más que actor, es músico, un rapero, obviamente… así que supongo que en sus condiciones figuraban varios aspectos relacionados con su imagen. Y se nota. De hecho, demasiado.

Hayden Christensen interpreta a A.J., otro de la panda, que parece buenecito pero tiene una mala baba del carajo cuando la cosa se pone fea. Bien. Y lo digo con sorpresa: bien. Quizás es que le juzgo con un rasero muy bajo desde el desaguisado que armó (entre él y los guionistas) haciendo de jovencito Darth Vader. Oye, aquí bien, en serio.

Zoe Saldaña hace una interpretación cortita pero intensa haciendo de Lili, la ex de Ghost. Si, bien interpretado, pero esteee… guau!!. Pa mi lo mejor de la peli, voy decite. Bueno, y la pelea de Hayden Christensen, eso también.

Como ya dije, historia coral, con múltiples protagonistas de los que no podrías señalar a ninguno como personaje central. Tal vez a Matt Dillon, pero interpreta el papel con tan poco convencimiento que no cuela y falla estrepitosamente como prota. El guión, sencillo pero efectivo, entretenido que no es poco teniendo en cuenta cómo anda el panorama cinematográfico últimamente.

Escenas espectaculares (como corresponde a la película) pues alguna. Aunque abusan un poco del recurso ese de filmar cámara en mano para integrarte en la escena. Si, conio, pero está ya más que visto y marea un poco, ¿no?. Y con alguna cosilla que rechina un poco, eso también. A ver, que si no lo digo reviento: en una ensalada de tiros, los que están en posición elevada siempre tienen ventaja sobre los que están en el socavón. Siempre, joer, todo el mundo lo sabe… solo hay que ponerse cuerpo a tierra para cubrirse un poco. En fin…

En general, entretenida. Sin pretensiones, obviamente. Una peli de acción que te hará pasar un rato y que olvidarás rápidamente en cuanto salgas del cine. Salvo a Zoe Saldaña, claro… :-D

Opinión: ★★½☆☆

Las crónicas de Narnia: la travesía del Viajero del Alba

(Elegida de mutuo acuerdo)

Edmund y Lucy regresan de nuevo a Narnia, acompañados por casualidad por su primo Eustace que se ve envuelto en el jaleo sin quererlo. Y en Narnia se unirán a Caspian y Reepicheep para detener una extraña bruma verde que está amenazando todo Narnia.

Ben Barnes interpreta al rey Caspian. Un rey muy campechano, eso si, pero así es el personaje. Un poco en la línea de la anterior entrega, sin sorpresas.

Will Poulter interpreta a Eustace. Es la primera vez que Eustace viaja a Narnia, y no sabía nada del tema, así que el golpe es considerable, como es lógico. Bien llevado y con toques cómicos, como corresponde. Bien, por parte del actor. Probablemente el personaje más interesante de esta entrega.

Georgie Henley interpreta a Lucy Pevensie. Bien, buen trabajo por parte de la actriz y con el guión de su parte, pero sigo con la misma sensación que en la anterior entrega: me resulta difícil ver a este personaje como una mentalidad adulta. No han conseguido transmitir eso al público.

Skandar Keynes como Edmund Pevensie, un poquito mejor. Él si consigue transmitir esa sensación. Un poquito, tampoco una cosa exagerada, pero lo justito para hacerte una idea de que debajo de ese cuerpo de niño hay una mente adulta con años de experiencia a sus espaldas.

Reepicheep, genial. Me gusta, el puñetero ratón. :-D

Aslan, no tanto. Demasiado sabiondo pontificando para mi gusto, es una manía personal. Suelo desconfiar de los personajes perfectos, y se pretende que Aslan lo sea.

¿Qué puedo decir de Narnia?. Es un valor seguro, hoy por hoy. Más que Harry Potter, de hecho.

Escenas impresionantes, buen ritmo, historia entretenida y bien contada. Personajes conocidos e interesantes. Buena fotografía. Buen guión. Una peli para pasar un buen rato y ventilarse a gusto un montón de palomitas.

Pero sí una advertencia: Varias veces, en el transcurso de la película, me quité las gafas porque tenía la sensación de que lo que estaba viendo no era 3D. Lo he consultado por el Google: la película NO fue rodada como 3D, sino convertida después. Y no, no lo han hecho bien, la conversión es pobre y canta un poquito. Dicho queda.

Con todo, muy recomendable a todos los fanáticos de Narnia, por supuesto.

Opinión: ★★★★☆

Skyline

(Elegida por mi)

Cada vez que una civilización tecnológicamente superior entra en contacto con otra inferior, el choque conduce directamente al desastre, siempre a expensas de la civilización más débil. Partiendo de esa base, si una civilización extraterrestre entrase en contacto con nosotros, deberíamos echarnos a temblar.

Así nos la venden.

Y esa es la única cosa buena que tiene la película. Esa reflexión. Que además no encaja para nada con lo que se cuenta en la peli. Vamos, que lo único bueno es el trailer, a ver si tenemos las cosas claras. Porque el resto es… bueno… malo de cohones.

Eric Balfour interpreta a Jarrod, el guaperas (bueno, si te gusta ese estilo, claro). El personaje, básicamente, no tiene otra función y no tiene ningún tipo de recoveco en el que apoyarse: es plano, plano cual tabla de pino.

David Zayas interpreta a Oliver, el único personaje que tiene un poquito de cuerpo para hacerlo creíble. Pretende hacer de lider desagradable y lo consigue. No se si es un acierto del guión o del propio actor. Creo más bien que es mérito del actor, porque imagino a Balfour haciendo el mismo papel y el resultado en mi cabeza es bastante patético, la verdad.

Scottie Thompson interpreta a Elaine, la esposa de Jarrod. Papel de mujer florero donde los haiga. Bien, es un bonito florero, pero poco más que eso.

Donald Faison interpreta a Terry, el amigo cabroncete. El personaje, tal y como lo plantea el guión, no tiene pies ni cabeza y Terry actua de forma completamente disparatada para un personaje como el que se construye en los primeros minutos de película. Pero bueno, usar esas profundidades en esta peli es un poco demasiado. El actor, bueno… le hacen hacer de amigo cabroncete y avispado oportunista, y lo hace más o menos bien y creíble. Luego le hacen hacer de histérico descontrolado y también lo hace más o menos bien. Vamos, que el actor hace lo que puede. El problema está en el guión, claramente.

Brittany Daniel interpreta a Candice, la rubia. De nuevo personaje plano y sin ningún reborde al que hincarle el diente.

A ver, podría seguir pero no merece la pena. El guión es lo peor de la peli. No tiene ningún sentido y el argumento que tanto prometía en el trailer se acaba convirtiendo en una pesadilla que rompe en mil pedazos cualquier suspensión de incredulidad de la que seas capaz.

Los efectos especiales, el diseño de los alien, es de todo menos original: es un refrito de mil cosas que ya has visto antes en otras pelis. Y con total descaro, además.

El ritmo, penoso del todo. No sabes muy bien por dónde van a salir y cuando ves en qué va a acabar la cosa te quedas patidifuso.

Mala, mala, mala hasta decir basta. Le pongo media estrellita por la escenita de combate aéreo, por poner algo.

Y ojito, que amenaza con segunda parte (que la va a ver su p*** m****, la verdad)

Opinión: ½☆☆☆☆

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Parte I)

(Elegida de mutuo acuerdo)

Nueva entrega de Harry Potter, aunque en esta ocasión dividida en dos partes. Oficialmente, es para no recortar la trama, aunque todos sabemos que eso significa público asegurado para dos pelis y al precio de dos entradas. ;-)

Los mortífagos de Voldemort han tomado el control del Ministerio de Magia, e inician una caza de brujas deteniendo a todos los que se les oponen. Harry y sus amigos, esta vez sin la escuela de Hogwarts, hacen lo que pueden para evitarlo.

Daniel Radcliffe interpreta de nuevo a Harry Potter, principalmente porque ya no hay remedio. El chico ha crecido, y con la edad sus dotes interpretativas han caído bastante, pero es la cara de Potter y ya no hay tutía, hay que seguir con él hasta que esto acabe.

Emma Watson es de nuevo Hermione. Al contrario que Radcliffe, la chica no ha decaido demasiado y sigue haciendo un trabajo bastante aceptable como actriz (aunque no destaca tampoco como para oscar, no nos engañemos).

Ruper Grint interpreta a Ron Weasley. Es, probablemente, el que más ha crecido y ha cambiado con la edad. Y también el que mejor registro tiene de todos como actor. Empieza a destacar por encima de todos los demás, y en mi opinión es el único de los tres que logrará desencasillarse y saltar al cine “de verdad”. Al tiempo.

Ralph Fiennes (irreconocible) interpreta a Lord Voldemort, el malo. A pesar de su aspecto, no impresiona demasiado como malo, no se muy bien por qué. Y uno no puede quitarse de la cabeza que al final solo parece un pobre diablo con ilusiones megalomaniacas. No se, a lo mejor es una sensación mia.

Alan Rickman interpreta a Severus convertido en director de Hogwarts bajo el nuevo status del Ministerio de Magia. Papel de comparsa, en esta ocasión, con un guión demasiado repleto de detalles para que ninguno de los actores brille demasiado, lo que afecta sobre todo a los secundarios.

El guión, mucho más barroco que en anteriores entregas, y repleto de detalles y guiños a las películas previas. Con todo, la trama es simple y lineal, simplemente hay más detalles, tampoco nos liemos.

Entretenida sin más, con alguna novedad argumental como la ausencia de Hogwarts que entristece un poco la película y le quita brillo.

Y el aliciente adicional de que sabes de antemano que te van a dejar a medias, lo que ayuda bastante a disfrutar de la peli. ;-)

Va, venga, cuando salga la Parte II te doy dos pinceladas más solo para que tengas la puntuación final.

Opinión: ★★★☆☆

Salidos de cuentas

(Elegida por mi)

En una semana Peter va a ser padre, así que tiene que volver a casa para la ocasión. Fácil, en principio, pero no contaba con su compañero de viaje accidental (nunca mejor dicho) que tiene una extraña habilidad para complicarle las cosas.

Peter Highman, el protagonista, es interpretado por Robert Downey Jr., actor con buen hacer y con bastante vis cómica cuando le da la gana, pero con un registro un poquito limitado (o con muy poca habilidad eligiendo los papeles, porque tienden a encasillarle). En general, interpretación correcta, a ratos graciosa, pero con cierta sensación de “déjà vu”.

Ethan Tremblay, el aspirante a actor que se convierte en su compañero de viaje, es interpretado por Zach Galifianakis. Buen papel, que parece típico porque es un personaje-desastre bastante visto en comedias. Pero lo cierto es que el guión permite bastante más lucimiento al actor, con algunas escenas que exigen verdaderas dotes interpretativas y que el actor supera con bastante buena nota.

Jamie Foxx interpreta a Darryl, un amigo de la familia y antiguo novio de la esposa de Peter, lo que provocará alguna situación un poquito tensa. Papel secundario y sin demasiado margen que se ejecuta asumiendo que es un personaje comparsa destinado únicamente al lucimiento de los dos coprotagonistas.

Lo mismo puede decirse de Michelle Monaghan, como Sarah, la mujer de Peter, o Juliette Lewis como Heidi, una amiga de Ethan.

En general, la película entera gira en torno a los dos personajes centrales y los demás se limitan a prestarles asistencia para que no se aburran.

Como comedia, un poco fallida. A ratos tragicómica, aunque de una forma un tanto desconcertante. El tipo de humor se va volviendo más negro y bestia a medida que avanza la película, así que si a mitad de peli todavía no has visto nada que te guste, espérate un poco antes de irte, porque puede que cambies de opinión.

No sabría si recomendártela, la verdad.

Opinión: ★★½☆☆

Rumores y mentiras

(Elegida por mi)

Olive, una estudiante modélica y con buena reputación, se ve forzada a soltar una pequeña mentirijilla acerca de su virginidad. A partir, de ahí, toda su vida se irá derrumbando en cascada.

Emma Stone interpreta a Olive. Buen papel, y bien ejecutado, especialmente porque no es una actriz típica y tópica: se sale un poco del canon, en parte por mérito del guión, en parte del director, y en parte de la actriz. En más de un momento, con toques de ingenuidad, inteligencia y picardía a partes iguales que recuerdan en más de un sentido a la cantante Katy Perry, para que os hagais una idea.

Penn Badgley interpreta a Woodchuck Todd, básicamente el chico que le gusta a la chica. Se supone que hace de chico poco convencional, un tanto friki y que no va ni hace caso del rebaño de chicos guays. Pero la verdad es que aquí falló el director de casting, o el director, o ambos, porque no han conseguido ni de coña transmitir esa sensación. Por mucho que el guión lo diga, lo cierto es que el actor hace de guaperas totalmente típico y convencional. Por no hablar de que su expresividad es más o menos parecida a la de Roger Moore (bueno, bueno, quizás estoy siendo un poquito cruel).

Amanda Bynes interpreta a Marianne, la mala. En todo buen instituto tiene que haber una, ¿verdad?. Obviamente guapa, y cumpliendo rigurosamente los cánones (bueno, los cánones norteamericanos, claro… personalmente, me parece mucho más guapa Emma Stone, la verdad). Es, por supuesto, un mal bicho. Así tiene que ser en toda peli de adolescentes, y así es. Bien interpretado, aunque el papel no da para mucho lucimiento.

Stanley Tucci interpreta a Dill, el padre de Olive. Papel típico de hombre sensato, centrado, simpático, medio friki y con un extraño sentido del humor. Digo papel típico porque hay muchas comedias en las que sale un personaje así, generalmente el padre / madre del prota. Pero en este caso es ligeramente distinto, en parte por acierto del guión y en parte por la excelente actuación de Tucci que borda el papel y le da absoluta credibilidad. Me gustó, este personaje. Y mira que es muy fácil cagal-la y pasarse de simpático o de sobreactuar…

En general, buen guión, aunque un tanto clásico de comedia de instituto americano. Convencional, con toques un tanto atípicos que refrescan la escena y la hace salirse de la norma. Buenos actores, aunque alguno resulte un evidente error de casting o de dirección. Divertida, entretenida, aunque no te arrancará una carcajada, tampoco.

Opinión: ★★★½☆