Últimas Publicaciones

Déjame entrar

(Elegida por mi)

Owen es un niño de unos 12 años, tímido y cerrado en si mismo, el blanco habitual de todas las burlas y abusos por parte de sus simpáticos compañeros de colegio. Una noche observa que tiene vecinos nuevos: un hombre algo mayor y su hija, también de unos 12 años, ambos misteriosos y poco dados a hablar con nadie. Aunque nunca se especifica con todas las letras en la película, pronto resultará bastante evidente que la niña es, en realidad, un vampiro.

Kodi Smit McPhee interpreta a Owen, el niño protagonista. Buena actuación, sobria pero con un buen registro de emociones por su parte, pues el actor es capaz de ponernos delante a un chico aburrido, soso y tímido, pero al mismo tiempo irradiar alegría y entusiasmo con su nueva amiga en determinados momentos.

Chloë Grace Moretz interpreta a Abby, la niña vampiro. Aún estoy impactado por el trabajo de esta actriz en la película Kick-Ass, y aquí, en un papel más dramático, deja de nuevo muy buen sabor de boca. El guión es el guión, y lo cierto es que el papel de Kodi Smit es bastante más complicado y permite más lucimiento que el de Chloë. Con todo, tiene complicidad con el chico y es muy, muy expresiva en momentos puntuales (el papel de vampiro suele ser bastante inexpresivo en general, por exigencias de guión, y ella cumple tanto lo uno como lo otro a rajatabla).

Richard Jenkins, actor veterano donde los haya, interpreta al padre de Abby. Bueno, al padre o lo que sea, eso no te lo voy a pisar. Buen trabajo, también, mostrando el cansancio acumulado que le supone la mala vida que lleva.

Elias Koteas interpreta a un detective de la policía de Nuevo México, que sigue la pista de un asesinato un tanto misterioso, lo que le llevará a inmiscuirse en la vida (bueno, la no-vida) de Abby y su padre. Un detective sin espectacularidad, bastante real en el sentido de credibilidad. Un personaje que no atrae demasiado al espectador, principalmente porque esa no es su función, y porque a veces el guionista o el director deben sacrificar el atractivo de un personaje en favor de que sea creíble. Lo que tiene su mérito, en una peli de vampiros… :-D

El guión y la trama, un poco lentos. Con una atmósfera gris y sobria en todos los aspectos, intenta darle un toque real a un tema tan manido. Y lo consigue en muchas cosas, por ejemplo en la excelente recreación de Abby, que aun siendo un vampiro con todas las de la ley, sigue siendo al mismo tiempo una niña de 12 años.

La fotografía, en tonos grises y poco vivos, un tanto triste, como corresponde a la trama.

En general, toda la película es un tanto previsible, pero sin llegar a aburrir en ningún momento. Muy lejos de una obra maestra, por supuesto, pero merece la pena ir a verla. Recomendable.

Opinión: ★★★½☆

Gru, mi villano favorito (3D)

(Elegida por mi)

Película de animación para niños, aunque los adultos (si es que al menda se le puede considerar tal cosa) le encontrarán también la gracia sin demasiada dificultad. Y es que la peli está producida por Chris Meledandri, el mismo que Ice Age o Los Simpson (ahí es nada). Y se nota.

Gru, un supervillano venido a menos, está siendo derrotado en su propio terreno por Vector, un advenedizo que acaba de llegar a este negocio con sorprendente éxito. Herido en su orgullo, idea un plan para recuperar su maltrecho prestigio: nada más y nada menos que robar la luna. Para ello, las circunstancias le obligarán a adoptar a tres niñas de un orfanato, las únicas que, por casualidad, tienen acceso a lo que él necesita para su plan.

Sinceramente muy, muy entretenida. El 3D, bastante bueno. La trama, sencilla pero efectiva. Buen ritmo, con toques sensibles, como era esperable, pero no sensibleros ni excesivamente cargados de azucar, lo que es muy de agradecer. Los personajes están bien conseguidos, prácticamente todos, desde Gru y Vector, pasando por su pequeño éjército de “lo que sean”, hasta las propias niñas.

Con toques de humor sencillo para niños, pero no para niños idiotas. Y también con toques de humor algo más ácido destinado a adultos. En general, divertida y simpática en todo el metraje.

Muy recomendable, especialmente teniendo en cuenta cómo anda el cine últimamente.

Opinión: ★★★★☆

Wall Street 2: el dinero nunca duerme

(Elegida por mi)

Película firmada por Oliver Stone, nada menos, una secuela de su homonima del 87. La cosa prometía porque es una secuela ambientada como 20 años después, con algunos de los actores originales, una idea interesante.

Después de una larga (muy larga) permanencia en prisión, Gordon Gekko sale por fin libre e intenta rehabilitarse escribiendo un libro sobre su experiencia. Hasta que, un tiempo después, se encuentra con Jacob, el prometido de su hija y admirador suyo.

Michael Douglas es Gordon Gekko, como en la película original del 87. Interpreta a un magnate de las finanzas corrupto y ambicioso que se ha reformado, al menos aparentemente, en prisión pero que sigue conservando sus conocimientos, su mala baba. Y también sus ganas de recuperar fama y dinero publicando un Best Seller sobre su experiencia como tiburón de los negocios. Buena interpretación por parte de Douglas. A veces consigue caernos todo lo mal que se pretende, en otras consigue transmitir la idea de que al fin y al cabo también tiene sentimientos, pero en todas consigue convencernos de que es el tiburón ambicioso y egocéntrico que se supone que es.

Shia LaBeouf es Jake Moore, el prometido de la hija de Gekko. Un broker competente y capaz que trabaja negociando los activos de un banco. Es muy ambicioso, pero tiene dentro un corazoncito y un sueño oculto: ganar dinero para otro de sus clientes, un científico que trabaja intentando conseguir el sueño dorado de las energías alternativas: nada más y nada menos que la fusión de hidrógeno. El actor, flojito, flojito: no me ha gustado nada de nada. Detrás de su aspecto buenecito y tontorrón, al menos es capaz de transmitir una imagen creíble de actividad y capacidad profesional, pero su registro como actor me temo que es un poco demasiado limitado.

Carey Mulligan es Winnie Gekko, la hija de Gordon, que ha renegado de él y de sus ideas capitalistas encargándose de una web no-gubernamental izquierdista. Francamente, lo peor de la película. La actriz es más que limitada, el papel más que flojo, y el personaje tonto hasta la idiotez. Uno no acaba de entender por qué odia tanto a su padre, ni qué carajos le pasa por la cabeza a veces para hacer las idioteces que hace. Porque vamos, que sea progre, izquierdista y todo eso, tampoco tiene por qué significar que sea tonta del culo, digo yo. De hecho, en el mundo real suele ser gente más bien espabiladuca…

Eli Wallach es Jules Steinhardt, un alto magnate de un banco rival al de Jake. El actor, supongo que lo hace bien, teniendo en cuenta que su papel requiere ser especialmente desagradable. El papel, idiota por completo. Y la pijada del pajarito y el vientecito tiene gracia la primera vez que la hace. La segunda, te deja frio. La tercera te hace soltar un bufido.

Josh Brolin es Breton James, empleado de Steinhardt y su brazo ejecutor. Básicamente, el malo de la película. Papel clásico donde los haiga… el de malo elegante que no se despeina pero no tiene ningún tipo de escrúpulos morales. Bien interpretado por parte del actor, supongo, aunque la verdad, he visto malos malosos mucho más impresionantes en su elegancia, dónde vas a parar.

Bueno, y la aparición estelar de Charlie Seen, claro, como Bud Fox, el protagonista de la película original. Un detalle que a mi me hizo bastante gracia, porque a ratos uno se pregunta dónde anda el susodicho. Y que vayan y te lo pongan ahí, aunque sea en forma de cameo sin relación con la trama principal, se agradece bastante.

La fotografía y el montaje, regular. Algunas imágenes espectaculares de Nueva York, es verdad, pero algunos giros de cámara técnicamente deficientes, que se vuelven borrosos y a saltos consiguiendo marearte, más que impresionarte. Y técnicas de video-clip en varias ocasiones que no vienen a cuento en una película. Por no hablar de escenas dobles, o triples, que tampoco vienen a cuento y que hace mucho que pasaron de moda, supongo que como homenaje a la película original, pero que más bien se convierten en parodia.

El guión, flojo y tonto hasta decir basta. A ratos incluso inocente como un niño. Cargado de tecnojerga confusa para intentar convencerte de que están hablando de altas finanzas, la verdad es que la trama es tontorrona y ya está. Uno esperaba mucho más, sinceramente, porque te aseguro que esta gente ha conseguido aburrirme en varias ocasiones y mirar el reloj para ver cuanto faltaba para el final.

¿Necesito decir más?.

Opinión: ★½☆☆☆

El americano

(Elegida por mi)

Jack, un asesino a sueldo caído en desgracia por culpa de un fallo en su último trabajo, se ve obligado a refugiarse en un remoto pueblecito italiano donde apenas hay nada de nada, para evitar que le cacen como a un perro. Mientras tanto, aprovechará para hacer un último trabajito de tráfico de armas, una cosa sencillita para resolver un encargo pendiente de su jefe.

George Clooney interpreta a Jack. Probablemente (y lo digo en serio) una de sus mejores actuaciones. Clooney es muy buen actor y tiene múltiples registros, pero aquí se luce, directamente. Para mi gusto, la mejor imagen de un asesino a sueldo que he visto nunca en el cine. Magnífico trabajo.

Bruce Altman interpreta a Larry, el jefe de Jack, o al menos la persona que le da órdenes directamente, porque no queda claro si Jack trabaja en una organización más grande. Buena interpretación, aunque el papel es en sí mismo un poco flojo y tampoco permite mucho lucimiento.

Violante Plácido interpreta a Clara, una prostituta con la que Jack, que procura siempre no hacer demasiados amigos, acaba enrollándose en algo más que una relación comercial. Guapa actriz, y buena interpretación de una prostituta amateur que acaba cogiéndole el gusto a su atípico y extraño cliente.

La holandesa Thekla Reuten interpreta a Mathilde, una intermediaria que necesita un arma muy específica, y que recurre a la organización de Jack para conseguirla. La actriz… esteee… ¡guau!. La interpretación, realmente buena y convincente, al nivel de Clooney en muchos aspectos.

Paolo Bonacelli interpreta al padre Benedetto, el cura del pueblo. Un hombre que ha vivido lo suyo, inteligente, avispado y con un gran corazón. Sabe que Jack no es trigo limpio, y se echa al hombro el duro trabajo de devolverle al buen camino, si es que alguna vez estuvo en él. Un papel arquetípico pero bien ejecutado, dando un buen contrapunto a Clooney.

Irina Björklund interpreta a Ingrid, una amiga de Jack. Interpretación corta pero intensa, porque nos muestra claramente y desde el principio quién es Jack y cómo se las gasta.

Película sencilla en el sentido de que no hay decorados espectaculares ni nada parecido. Muy pocos actores, sin grandes efectos especiales… talmente parece una película de bajo presupuesto. Pero al mismo tiempo es una película con un argumento lento, sin estridencias, muy convincente y con unos actores (y supongo que el director, Antón Corbijn, también tuvo mucho que ver en ello) que se comen la pantalla y te mantienen pegado a la butaca.

¿Lo mejor?. La versión que Clooney hace de un asesino a sueldo perseguido y acosado: no es ningún superhombre, no tiene nervios de acero ¿quién los tendría en su lugar?. Todo lo contrario, está nervioso y asustado… pero eso no le hace menos peligroso, ni menos temible. Ni mucho menos.

Una excelente película. Muy recomendable.

Opinión: ★★★★☆

Predators

(Elegida por mi)

Ejem… una peli buena, buena donde las haiga.

En un planeta que vete tu a saber dónde cae, están lanzando grupitos de asesinos psicópatas y aliens predators, debidamente empaquetados para que se maten mutuamente.

Uysssh… perdonad el despiste: os he contado toda la película, así a lo tonto…

Adrien Brody interpreta a Royce, el protagonista más o menos. Un tipo duro y carente de sentimientos que solo quiere sobrevivir a costa de lo que sea. Bien, el personaje en si mismo, flojito… aparte de que Brody no da el tipo ni de cerca. Y eso sin contar conque el actor en cuestión me cae francamente mal. Lo de caerme mal, no es por celos por lo de la Pataky, no, es por el anuncio de whisky en el que ponía eso de “nunca actúo”, frase presuntuosa y gilipichis donde las haiga. Es un actor, por Dios… ¿qué clase de pijada es esa?. Basta, el caso es que me cae mal y punto. Y no da el tipo y ya está.

Danny Trejo interpreta a Cuchillo. No, no “Machete” sino “Cuchillo”. Original, ¿verdad?. Un tipo duro y carente de sentimientos que solo quiere… bueno, ya me entiendes. Y hombre, el Trejo si que da el tipo, al menos hace de mula parda de forma bastante más creible que el Brody.

Laurence Fishburne interpreta a Noland, un superviviente de una pelea anterior, un tipo duro y carente de sentimientos que… oh, bueno, eso… Buena interpretación, aunque éste es un actor que sí me suele gustar bastante casi siempre, así que taba yo bastante predispuesto.

Topher Grace interpreta a Edwin, que parece bueno, pero como bien sabes desde el principio (más que nada, porque si no no estaría ahí), en el fondo de su corazón solo es un tipo duro y carente de sentimientos que… bla, bla,bla. Bueno, bien interpretado dentro de lo que cabe. No es que el papel de para mucho más, pero el hombre hace lo que puede y sale más o menos airoso.

Alice Braga interpreta a… un hada buena y santurrona que vive en los mundos de yupi. ¿Qué conio hace ella en este grupito de angelitos?. Ah, no se. Ahí la pusieron para que hiciera mono, porque otra cosa no se entiende.

El argumento es… bueno, lo que te contaba al principio. Y realmente no hay mucho más, la verdad. Como película de acción, flojita. Como película de ciencia-ficción, nula. Y poco más se puede decir…

Una estrellita y va que chuta.

Opinión: ★☆☆☆☆

Origen

(Elegida por mi)

Cobb, un experto en el tema de los sueños, se ha especializado en infiltrarse en los sueños de la gente para arrancarles sus más preciados secretos precisamente cuando más vulnerables son. Una técnica que tiene su miga como herramienta de interrogatorio  a la caza de secretos comerciales.

Leonardio DiCaprio interpreta a Cobb. Lo hace de forma un poco rutinaria en él, pero tengo que reconocer que me gusta mucho como actúa habitualmente. Y mira que al principio parecía un “niño bonito” sin más…

Ken Watanabe como Saito, un pez gordo de las finanzas que aspira a dominar a la competencia y para conseguirlo no dudará en comprar los servicios de Cobb. Un actor veterano que se hace notar y domina la pantalla tanto o más que el propio DiCaprio.

Ellen Page interpreta a Ariadne, una novata en el arte de diseñar sueños. Francamente, no se muy bien lo que hace este personaje en la película, y el argumento no se encarga demasiado de aclarárnoslo. La actriz, en general, psé, sin alardes y sin dejar demasiada huella.

Marion Cotillard interpreta a Mall, la esposa de Cobb. Salvo por la peculiaridad de que interpreta a una muerta, no se, es una interpretación demasiado mística para mi gusto, en parte por defecto de la actriz, en parte por requisito del guión.

Cillian Murphy interpreta a Fischer, el enemigo al que Saito quiere derribar a través de los servicios de Cobb, básicamente manipulándole a través de sus sueños, lo que no resulta nada fácil. Buen trabajo por parte del actor. Es probablemente el que más me ha gustado de todos, dando imagen a un chico normal, un tanto retraido y acomplejado que busca encontrarse a si mismo (si es que le dejan).

Y por supuesto la inestimable colaboración de Tom Berenger como Browning, y Michael Caine como Miles. Apariciones estelares, podríamos decir, porque hacen prácticamente de secundarios de lujo.

El argumento, interesante. Quizás sea esa la mejor palabra para definirlo. Sin llegar a convencerme del todo, tiene suficientes recovecos para que la peli entera tenga varias lecturas posibles y uno no sepa a qué atenerse. Lo que está bien, porque permite que el espectador deje volar la imaginación. Y lo que está mal, porque le deja a uno un poco frio como si le hubieran contado la mitad de la historia. Depende de como se mire.

Y es que la peli entera se puede interpretar según te de.

No me gustaron especialmente los sueños. No se, recuerdan un poco a la realidad ficticia de Matrix, pero no a un sueño… son demasiado poco oníricos, si se me permite decirlo así. Los sueños son generalmente menos nítidos, menos realistas, no son tan detallados, y uno viendo los sueños de la peli como espectador, tiene la sensación de que… caramba, de que no son sueños.

Con todo, una buena peli. Entretenida, da que pensar, tiene varias lecturas… pero no es redonda ni mucho menos. Yo le pondría tres estrellitas y ya.

Opinión: ★★★☆☆

Niños grandes

(Elegida de mutuo acuerdo)

Un grupo de antiguos compañeros de colegio vuelve a reunirse, 30 años después, para despedir a su entrenador de baloncesto, que acaba de fallecer. Lo malo es que ninguno de ellos parece haber madurado demasiado en ese tiempo…

Adam Sandler interpreta a  Lenny Feder. Hombre triunfador, pero también el que más ha traicionado sus principios (si es que tenía alguno). Está muy interesado en ocultarle a sus antiguos compañeros en qué se ha convertido. Bien, sin entusiasmos. Adam Sandler no es precisamente uno de mis cómicos favoritos, así que no esperaba demasiado de él. Y así fue. ;-)

Kevin James interpreta  a Eric Lamonsoff, el patoso del grupo, capaz de las caídas más inverosímiles. Mucho mejor que Adam Sandler, dónde vas a parar. Y probablemente el actor con más vis cómica de todos ellos. Al menos, en mi opinión… ;-)

Chris Rock interpreta a Kurt McKenzie. Tampoco me gustó. Y es principalmente por exceso de vis cómica. Lo siento, demasiadas muecas, demasiada exageración. Es un tipo de cómico sobreactuado que sencillamente no me gusta… salvo la notable excepción de Jim Carrey, que para desesperación de mi santa, que no lo soporta, suele gustarme en muchas de sus películas (no todas tampoco, la verdad).

Lo mismo podría decir de Rob Schneider (como Rob Hilliard), pero tiene menos tendencia a las muecas y generalmente le soporto un poco mejor. Aquí, le vemos interpretando a un místico bastante intragable, que está casado con una mujer mucho mayor que él (lo que dará lugar a algunas escenas algo durillas para el estómago). ;-)

La veterana Joyce Van Patten interpreta a Gloria, la esposa de Rob Hilliard, una mujer no solo mayor que él, sino también carente de demasiado atractivo, lo que no dejará de sorprender y horrorizar a sus compañeros. Muy bien por parte de la actriz. No solo por haberse librado de la actual corriente de fanáticas del Botox que inunda Hollywood, sino también por atreverse a hacer un papel de vieja fea, y ser capaz de sacar lo peor de si misma para convencernos. Y lo consigue, vive Dios. Y curiosamente, estoy seguro de que esta misma actriz sería capaz de interpretar convincentemente a una abuelita encantadora. No se por qué me da… :-D  Lo que dice mucho de ella como profesional de esto.

En líneas generales, la película está bastante divertida. Tiene buenas raciones de humor bestia y negro que es muy de agradecer hoy en día. Pero pierde bastante por el afán que tienen el guionista, el director o ambos, de colarnos un montón de moralina mal disfrazada, lo que hace que a menudo la película pierda el ritmo y se haga un poco pesada.

Sí, la recomiendo, pero no pongo demasiado entusiasmo en ello. Merece la pena por unos cuantos gags realmente divertidos y graciosos. Pero no llega a ser una gran comedia (y es una pena, porque podía haberlo sido).

Opinión: ★★★☆☆

Noche y día

(Elegida por mi)

Una de Tom Cruise, así, en principio, nos tira para atrás a ambos dos. Y una comedia sobre espias con pareja de actores famosos en plan perro y gato, es además un tema un poco manido y que sugiere humor facilón y muchos efectos especiales espectaculares.

Así que uno va a ver la peli con cierta aprensión, para qué nos vamos a engañar.

El argumento: Un espía caido en desgracia y una mujer normal y corriente se ven obligados a escapar juntos de una conspiración industrial sin precedentes. Y tiros, y carreras, y explosiones, y eso…

Tom Cruise hace de Roy Miller, el espía de marras. Interpretación correcta y con su puntito de gracia añadido por el hecho de ver a Tom Cruise haciendo de Tom Cruise. O sea, parodiándose a si mismo. Generalmente, a Cruise no le aguanto demasiado, pero hay que reconocerle que cuando quiere, encuentra un buen director que le dirija, y está inspirado… el tio sabe actuar bastante bien. Estoy acordándome por ejemplo de su trabajo en Magnolia o en La Guerra de los Mundos. Y en esta película, sin ser una cosa excepcional, tiene su gracia y y su sentido del humor, si señor.

Cameron Diaz hace de June Havens, la chica en cuestión. Bueno, Cameron Diaz no es una actriz con un gran registro, que digamos. Así que podría decirse que también hace de sí misma. Papel facilón, facilón para ella, porque lo ha hecho miles de veces. Encantadora, como siempre, y ligeramente sobractuada. Eso si, se le empiezan a notar los añitos, y está claro que va a tener muy mal envejecer, esta mujer.

Jordi Molla interpreta a Antonio, un traficante de armas implicado en la persecución de los susodichos. Bueno… bien… un poco soso. El pobre Molla ha hecho lo que ha podido con el papel que le han dado, que no es poco. Porque es que el guión es que no daba más de sí.

Peter Sarsgaard interpreta al agente Fitzgerald, un ex compañero de Roy Miller y que ahora se ha convertido en uno de sus persecutores. Bien, sin lanzar campanas al vuelo tampoco. Papel más bien sosito y de comparsa, pero correctamente ejecutado para no estorbar.

El guión, completamente superfluo. Las localizaciones, penosas (vamos, lo de los Sanfermines…).

Pero la película en general, entretenida. Con algunos momentos realmente divertidos y cierta gracia por parte de los actores que le da vidilla al asunto.  Seguramente muchos se sentirán ofendidos por lo de los Sanfermines, pero sinceramente yo creo que al director y a los productores no les importaban demasiado esos detalles ni tampoco un guión decente… ni siquiera que los efectos especiales fueran creíbles. Creo que nada en la pelicula pretendía ser creíble, de hecho. Solo divertido y entretenido. Y eso lo consiguen.

Vamos, al menos es mi opinión.

Opinión: ★★★☆☆

The blind side (un sueño posible)

(Elegida de mutuo acuerdo)

Big Mike es un chico negro sin casa ni familia, que vive aislado de todos, prácticamente sin hablar con nadie. Aparentemente está condenado al fracaso escolar y a vivir en las calles. Pero por algún motivo llama la atencion de Leigh Anne Tuohy, una mujer de la alta sociedad sureña, pija, rubia de bote y podrida de dinero. Teóricamente la última persona que se fijaría en el chico. Solo que Leigh Anne es además una mujer de carácter duro como el acero y con un corazón como una casa.

Se trata de la adaptación al cine de un libro, The Blind Side: Evolution of a Game, basado en una historia real, la del jugador de football americano Michael Oher.

Sandra Bullock interpreta a Leigh Anne Tuohy. Buen trabajo, por parte de la Bullock. A mi, por lo menos, me ha sorprendido con una actuación limpia y creíble, muy alejada de los papeles habituales que suele hacer.

Quinton Aaron interpreta a Michael Oher. Se trata de un papel un tanto bobalicón y sencillo, que Aaron ejecuta sin demasiado esfuerzo, básicamente porque el guión no le exige gran cosa: solo moverse despacio y con expresión inexpresiva. Y lo hace.

Tim McGraw interpreta a Sean Tuohy, el marido de Leigh Anne, hombre con una paciencia a prueba de fuego. Convincente, simpático y con buena complicidad con la Bullock, consigue hacer de comparsa y complementar el personaje de la susodicha sin quitarle ni un ápice de protagonismo. No está nada mal. Me gustó, tanto o más que la propia Bullock.

Jae Head interpreta a Sean Touhy (Junior), el hijo de los Tuohy. Un papel mucho más convencional: el de ninio simpático (encantador hasta el infinito) y algo travieso de una familia bien americana. Los que nos hemos tragado enterito One Tree Hill, sabemos perfectamente de qué va el asunto y nos resulta un poco repateante, pero en fin.

Lily Collins interpreta a Collins Tuohy, la hija de los Tuohy. Un tanto insulsa, pasa bastante desapercibida entre el reparto. Actuación correcta y sin demasiados recovecos.

Y por supuesto, también tengo que mencionar a la magnífica Kathy Bates como la Señora Sue, la profe particular que le ponen a Big Mike para que aprenda un poco, ya que no es capaz de seguir el ritmo del colegio. ¿Qué puedo decir de Kathy Bates?. Me encanta esta actriz, especialmente el papelón que hizo en Primary Colors o en Misery. Aquí tiene un papel que da menos juego, pero aún así la tía consigue hacer brillar a su personaje.

La película está basada en un libro, a su vez basado en una historia real cuyos personajes principales están vivitos y coleando. Esto nos lleva a un par de reflexiones:

En primer lugar, que hay muchas, muchas cosas que NO se cuentan ni se pueden contar. Seguramente en la historia real hay datos y hechos mucho más escabrosos y duros que los que se muestran en la peli, claramente una versión dulcificada y light.

En segundo lugar, que los personajes son retratados con especial delicadeza y gusto por lo “políticamente correcto”, no se vayan a molestar los verdaderos protagonistas, que son los que en su momento debieron pasarlas canutas con una convivencia que seguramente ni fue tan fácil ni tan cómoda.

Con todo, la peli es bastante entretenida, graciosa y simpática. A pesar de ser una versión dulcificada, el personaje de Leigh Anne impacta por su fuerza y carisma, que contrasta con su aparente pijería y superficialidad. Al final, en los títulos de crédito se muestran imágenes de la verdadera Leigh Anne y el auténtico Big Mike, y créeme, sigue impactando.

El guión un tanto lento (como suele ocurrir en toda adaptación de hechos reales), pero con buen ritmo y sin llegar a hacerse largo (vamos, que no aburre). Su mayor defecto, es lo que te contaba más arriba: faltan cosas, no es creíble que fuera todo tan fácil y tan bonito. Pero se acepta y punto.

Sip. Una película recomendable.

Opinión: ★★★☆☆

Kick Ass

(Elegida por mi)

Dave Lizevski es un adolescente con una pequeña duda metafísica: ¿Por qué nadie ha intentado ser un superhéroe?. Al fin y al cabo, ni Batman ni el Capitán América tienen superpoderes y ahí están, ¿no?.

Uno, así a voz de pronto, podría pensar que ésta es  una peli de adolescentes americanos. O tal vez una película de superhéroes en plan parodia. O quizás una chorrada más o menos graciosa.

Bien, lo cierto es que es todo eso. Va de adolescentes americanos, sí, pero el guionista es políticamente incorrecto y no duda en mostrarnos al prota en situaciones, digamos, poco edificantes. Intentan ser superhéroes de una forma bastante lamentable, sip, pero cuando le clavan el primer navajazo al superhéroe de pacotilla, te das cuenta de que esta parodia no es como las demás. Y cuando aparecen supehéroes “de verdad” ya no sabes muy bien cómo encasillar la película, especialmente porque resultan ser… bien… un poquito más bestias de lo esperable en un superhéroe.

Y si, la peli es una chorrada, pero hecha con MUCHA gracia y con MUCHA mala baba.

Dave Lizewski (también conocido como Kick Ass), está interpretado por Aaron Johnson. Bien, realmente bien. El chaval actúa con soltura y oficio, mira tú. Cuando hay que poner cara de inocente, lo borda. Cuando hay que recibir navajazos, se reciben de forma creible. Y con toda la vis cómica que haga falta.

Damon Macready (también conocido como Big Daddy) está llevado de la mano de Nicolas Cage, un actor que casi nunca me convence. Casi nunca. Pero hay alguna película que sí, y ésta es una de ellas, quizás porque hace un poco de caricatura de Batman, un poquito sobreactuado, tal y como el guión exigía (y lo de sobreactuar se le da bastante bien). Vamos, que es una de las pocas películas en que he visto a Cage haciendo un buen trabajo (en mi opinión, por supuesto: si eres fan, no vamos a discutir por eso).

Mindy Macready (también conocida com Hit Girl) está interpretada por Chloë Grace Moretz. Aparentemente una niña inocente es, en realidad, una superheroina de verdad, con bastante mala leche y con juramentos que harían sonrojar a un camionero. Casi me parto, cuando le explica a Kick Ass que para contactar con ellos tiene que llamar al alcalde… Bien interpretado por parte de la actriz, con gracia y soltura suficientes para hacer creíble el contraste “niña-camionero”.

Christopher Mintz-Plasse interpreta a Chris D’Amico (también conocido como Bruma Roja). Bastante bueno, haciendo de niño repelente, pero también con una buena dosis de vis cómica. Consigue caer mal cuando se necesita y caer bien cuando hace falta. Buen trabajo, también.

Katie Deauxma, la chica mona e inalcanzable que le gusta a Dave, está interpretada por Lyndy Fonseca, que hace muy bien de descerebrada y es lo bastante expresiva para no quedarse solo en mera comparsa.

Frank D’Amico, el malo maloso, es Mark Strong. Un actor con porte y elegante, pero al mismo tiempo con cara de mal bicho. Bien elegido para el papel, desde luego, porque es exactamente el papel que hace.

Toda la película respira un toque de “eh, no me tomes muy en serio”. Irreverente, políticamente incorrecta, a ratos verdaderamente osada. Es una comedia, síp, pero no como uno se espera a priori.

¿Qué quieres?. Me lo pasé pipa con esta peli, te lo digo de verdad.

Opinión: ★★★★☆