Últimas Publicaciones

He actualizado el iTunes de mi máquina virtual VMware a la 9.2 y ahora se cuelga cuando intento sincronizar el iPod

Sip. Así es. :-(

Si tienes una máquina VMware con un sistema Windows que usas para sincronizar tu iPod, es muy probable que tarde o temprano acabes actualizando el iTunes a la versión 9.2. A partir de ese momento, probablemente tendrás serios problemas. Con un sistema Windows XP Pro, mi iTunes se colgaba de forma caótica cada vez que intentaba sincronizar el iPod. Lo curioso es que el iTunes muchas veces no llegaba siquiera a aparecer en pantalla al enchufar el iPod, pero para el administrador de procesos sí que estaba funcionando. Con el Windows 7 Home, el problema era incluso más serio, porque se me colgaba no solo el iTunes, sino que desestabilizaba todo el sistema Windows.

Malgasté un montón de tiempo intentando averiguar qué pasaba, antes de que se me pasara por la cabeza intentarlo con un Windows instalado en una partición real (y no una máquina VMware). Me costó, porque hasta entonces siempre había sincronizado sin problemas en VMware, con múltiples versiones tanto de VMware como de iTunes, así que no veía por qué iba a ser un problema ahora. Pero el caso es que en una partición real, el iPod se sincronizaba como la seda (a toda leche, por cierto).

Tengo la teoría no confirmada de que los ingenieros de Apple han toqueteado en el código del iTunes 9.2 para que acceda al hardware USB de forma irregular con el fin de acelerar el acceso. La mayoría de las máquinas reales no se dan cuenta, solo aumentan su rendimiento. Pero las máquinas VMware (y supongo que también algunas máquinas reales con hardware rarito), sí se daban cuenta y les sentaba bastante mal.

Si quieres seguir utilizando VMware para sincronizar tu iPod, ¿hay solución?.

Pues sip. A fecha de hoy, VMware ha sacado una actualización (la versión 7.1.1) que "corrigue errores en dispositivos USB". Efectivamente, tal y como suena, el principal motivo de esta actualización es perfeccionar la virtualización de USB para que los dispositivos no tengan problemas. Y puedo confirmar que VMware 7.1.1 es capaz de sincronizar correctamente (y muy rápido, además), el iPod con iTunes 9.2 (o superiores).

Así que si tienes este problema, actualiza tu VMware a la versión 7.1.1 o más alta. A la voz de ya. ;-)

Mi prompt

El inductor del sistema o prompt es una de las personalizaciones más habituales, especialmente para los que usamos mucho la línea de comandos.

En el prompt se puede meter una gran cantidad de información. De hecho, podemos hacerlo todo lo sencillo o complicado que queramos adaptándolo a nuestra forma de trabajar.

No voy a contarte cómo se personaliza un prompt. Para eso tienes Google donde encontrarás mil sitios que te lo explican con todo el lujo de detalles. Pero sí te voy a poner mi prompt, y el código que lo hace todo posible, por si te aporta alguna idea o te gusta lo bastante para usarlo o modificarlo y adaptarlo para tí.

Prompt
El prompt de mi sistema funcionando normalmente.

Muchas veces pongo trabajos en segundo plano o uso screen directamente. Así que como es lógico mi prompt da información sobre ambas cosas. Por ejemplo, si entramos en screen veríamos el prompt así:

Prompt screen
El prompt funcionando en una sesión screen.

De izquierda a derecha, la información del prompt es la siguiente:

  • Si estamos en screen, aparecerá la leyenda SCR para que el usuario lo sepa.
  • El número de sesiones screen disponibles en esa máquina. Si son cero, no aparece nada.
  • El número de jobs en segundo plano activos.
  • El login y la máquina.
  • El directorio actual.
  • El código de error del último comando. Si hubo error, sale en rojo, si no en verde.
  • Los colores no son al azar. Cada usuario del sistema tiene un color característico distinto a los demás: yo soy cian, el usuario maria es amarillo, root es rojo. Además, cada ordenador tiene tonalidades distintas: la máquina sophie es brillante, la máquina selene es atenuada.

Con este prompt, es virtualmente imposible que se te pasen desapercibidas cosas como el usuario que eres, la máquina en la que estás, si estás en sesión screen o tienes algún screen colgando, si eres root, si hay trabajos en segundo plano... bonito, ¿no?.

El código que lo hace es éste:

  1. function kalimero {
  2. salida="$?"
  3. ini="\[\033["
  4. fin="\]"
  5. reset="0m"
  6. negro="0;30m"
  7. rojo="0;31m"
  8. verde="0;32m"
  9. marron="0;33m"
  10. azul="0;34m"
  11. purpura="0;35m"
  12. cyan="0;36m"
  13. grisclaro="0;37m"
  14. grisoscuro="1;30m"
  15. rojoclaro="1;31m"
  16. verdeclaro="1;32m"
  17. amarillo="1;33m"
  18. azulclaro="1;34m"
  19. purpuraclaro="1;35m"
  20. cyanclaro="1;36m"
  21. blanco="1;37m"
  22.  
  23. zombies=`screen -ls | grep "tached" | wc -l`
  24. if [ "$zombies" -eq 0 ]; then
  25. zombies=""
  26. fi
  27.  
  28. case $UID in # Patron de colores para Sophie
  29. 1000)
  30. # color=$azulclaro
  31. color=$cyanclaro
  32. ;;
  33. 1001)
  34. # color=$marron
  35. color=$amarillo
  36. ;;
  37. 0)
  38. # color=$rojo
  39. color=$rojoclaro
  40. ;;
  41. *)
  42. # $color=$grisclaro
  43. color=$blanco
  44. ;;
  45. esac
  46.  
  47. inigris="\[\033[1;30m\]"
  48. fingris="\[\033[$color\]"
  49.  
  50. if [ "$TERM" = screen ]; then
  51. screen="SCR$inigris,$fingris"
  52. else
  53. screen=""
  54. fi
  55.  
  56. on="$ini$color$fin"
  57. scr="$ini$verdeclaro${fin}$screen$ini$color$fin"
  58. off="$ini$reset$fin"
  59.  
  60. if [ "$salida" -eq 0 ]; then
  61. codigo="$ini$verdeclaro$fin$salida$ini$color$fin"
  62. else
  63. codigo="$ini$rojoclaro$fin$salida$ini$color$fin"
  64. fi
  65.  
  66. PS1="$on$inigris[$fingris$scr$zombies$inigris:$fingris\j$inigris]$fingris $inigris[$fingris\u@\h $inigris($fingris\W$inigris)$fingris $inigris<$fingris$codigo$inigris>]-> $fingris$off"
  67. }

Este código hay que meterlo en un script bash (yo lo llamo /etc/funciones). Después ese script tienen que llamarlo todos los usuarios desde el fichero .bashrc de su home mediante "source /etc/funciones". El prompt se activará entonces con "PROMPT_COMMAND=kalimero" que puedes meterlo también en .bashrc.

Compartición de ficheros “on-line” con Linux.

Vale, supongo que voy a ganarme el odio de un montón de talibanes de Linux. Y supongo que me lo tengo merecido. Pero es que si no lo digo, reviento.

Ubuntu One es una mierda. Así de claro, ¿vale?. Pues ya lo he dicho.

Y es que falla más que una escopeta de feria, deja de sincronizar cuando le da la gana, solo permite sincronizar sistemas Ubuntu, es engorroso y complicado de configurar, en fin, que se mire como se mire, es malo de narices. Si esperan que pague por ese servicio, van de cráneo.

Si buscas un servicio de compartición/sincronización de ficheros on-line que haga un buen trabajo y que sea multiplataforma, te recomiendo encarecidamente Dropbox. Es todo lo que Ubuntu One pretende y aún no ha conseguido.

Dicho queda.

Conectar Ubuntu 9.10 con Internet Everywhere de Orange usando wvdial

Con Ubuntu 9.10, Internet Everywhere de Orange con un modem Huawei E160E funciona "out of the box", es decir, enchufar y listo, al menos en mi sistema y con un kernel 2.6.31-20, que es el que actualmente se instala automáticamente con la actualización rutinaria de paquetes que lanza el sistema.

Pero si por cualquier motivo quieres usar wvdial, también puedes hacerlo.

Naturalmente, lo primero será instalar wvdial con "sudo apt-get install wvdial". Y después tienes que crear un fichero /etc/wvdial.conf tal que así:

[Dialer Orange]
Init1=ATZ
Init2=ATQ0 V1 E1 S0=0 &C1 &D2 +FCLASS=0
Phone=*99#
Username=ORANGE
Password=ORANGE
Modem=/dev/ttyUSB0

[Dialer pin]
Modem = /dev/ttyUSB0
Baud = 115200
Init1 = AT+CPIN=1234

Obviamente, tendrás que poner el verdader pin en la entrada "CPIN" de [Dialer pin].

Ahora, para conectarte, solo tendrás que hacer:

[lacofi@sophie]$ sudo su
password:
[root@sophie]# wvdial pin
[root@sophie]# wvdial Orange
--> Carrier detected.  Waiting for prompt.
--> Don´t know what to do!  Starting pppd and hoping for the best.
--> Starting pppd at Thu Sep 27 13:04:29 2007
--> Warning: Couldn´t modify /etc/ppp/pap-secrets: Permission denied
--> --> PAP (Password Authentication Protocol) may be flaky.
--> Warning: Couldn´t modify /etc/ppp/chap-secrets: Permission denied
--> --> CHAP (Challenge Handshake) may be flaky.
--> Pid of pppd: 15838
--> Using interface ppp0
--> local  IP address 83.188.171.59
--> remote IP address 10.64.64.64
--> primary   DNS address 130.244.127.161
--> secondary DNS address 130.244.127.169

Observa que hago la conexión como root. Si quieres hacerla como usario normal, lo único que tienes que hacer es meter a ese usuario en el grupo "dip", porque si no, no tendrás permisos suficientes para ejecutar pppd:

Para meter al usuario lacofi en el grupo dip, tienes que editar el fichero /etc/group, buscar la entrada "dip" y poner "lacofi" (o varios usuarios separados por comas) al final, así:

dip:x:30:lacofi,maria

Pero recuerda que para que el nuevo grupo entre en vigor tienes que deslogar y volver a logarte.

Nuevo blog (ya son dos)

No me gustaba demasiado que los comentarios de películas se entremezclaran de forma caótica con las cuestiones linuxeras. Así que me he animado y a partir de ahora tienes dos blogs independientes. Uno es este que tienes ante tus ojos, dedicado a cuestiones frikis: linux, ciencia ficción y yo mismo. Puedes considerarlo un blog personal. El otro blog lo tienes en un subdominio, y está dedicado exclusivamente a cine y algo de música.

Así queda todo más ordenadito, ¿no te parece?.

Poner de acuerdo los permisos de archivo del QNAP Turbo NAS TS-219p y el cliente Linux

El QNAP Turbo NAS TS-219p no es en realidad un array de discos duros, sino un verdadero ordenador con procesador ARM que ejecuta como sistema operativo a un Linux embebido. Eso significa que por defecto formatea los discos duros con EXT3 y gestiona coherentemente los usuarios y los permisos de lectura, escritura, etc. Esto a su vez significa que un usuario concreto puede restringir permisos de sus ficheros, de tal forma que otros usuarios no puedan modificarlos o leerlos.

Obviamente, para aprovechar esta característica, el ordenador cliente que accede al QNAP debe tener un sistema operativo capaz de gestionar esas cosas con cierta sofisticación. En ese sentido, los clientes Windows son bastante tontorrones, y generalmente acceden al QNAP de la forma más burda posible: como root.

Bien, supongamos que guardas un fichero en el QNAP desde una máquina Windows. Se graba como usuario root y grupo root, es decir UID=0 y GID=0. Si ahora abres una conexión SSH hacia el QNAP, e intentas listar ese fichero, verías algo tal que así:

[~] # ls -l /Qmultimedia/desdewindows.txt
-rwxr--r--    1 admin   administ        5 Apr 15 16:38 /Qmultimedia/desdewindows.txt*
[~] #

Esto es porque se ha guardado como root (UID=0, GID=0). Pero en el QNAP no existe ningún root: el UID=0 se corresponde con el usuario "admin", y el GID=0 se corresponde con el grupo "administrators".

Vale, ahora vete a una máquina linux, monta alguna unidad del QNAP mediante NFS e intenta grabar ahí un fichero como usuario normal (por ejemplo como usuario "lacofi"). Si ahora haces SSH al QNAP e intentas listar el fichero verías algo tal que así:

[~] # ls -l /Qmultimedia/desdelinux.txt
-rwxr--r--    1 1000   everyone        5 Apr 15 16:38 /Qmultimedia/desdelinux.txt*
[~] #

Ups, ¿qué ha pasado?. ¿No debería decir "lacofi:users" en vez de "1000:everyone"?.

Sip. El problema es que en Ubuntu el usuario lacofi tiene un UID de 1000, y el grupo users tiene un GID de 100. En el QNAP Turbo NAS, el GID 100 está asignado al grupo "everyone". Pero el UID 1000 no está asignado a ningún usuario, lo que puede generar algunos problemas de acceso. Será todo más limpio y seguro si coordinas el cliente Linux y el servidor QNAP. Para ello tienes que crear un usuario que tenga UID 1000 (y ya que estamos, lo llamaremos también lacofi, así no nos liamos).

Puede que tú no uses Ubuntu o que tu UID no sea 1000. Para saber cual es tu UID solo tienes que hacer un "cat /etc/passwd | grep lacofi" (obviamente ponte a tí mismo en lugar de lacofi). Con ese comando te saldrá, de izquierda a derecha, tu login, una x, tu UID, tu GID, y más cosas que ahora no interesan.

¿Cómo podemos crear en el QNAP un usuario con UID 1000 de nombre lacofi?. Pues tal como explica nuestro amigo peterdv, ejecutando un comando en la consola SSH, claro. El comando es este:

[~] # adduser -h / -g "Linux User" -s /bin/sh -u 1000 -G everyone -p *contraseña1* -H lacofi

Lo que significa, de izquierda a derecha: creausuario con home en la raiz, descripción "Linux User", shell /bin/sh, UID 1000, grupo everyone, la contraseña que se especifica, y con login lacofi.

Obviamente, si tu Linux tiene más usuarios que van a acceder al QNAP, deberías localizar su UID y crear los correspondientes usuarios en el QNAP, para que los permisos sean coherentes. Por ejemplo:

[~] # adduser -h / -g "Linux User" -s /bin/sh -u 1001 -G everyone -p *contraseña2* -H maria

¿Correcto?. Con esto, la gestión de permisos de tu Linux está de acuerdo con la del QNAP. Pero Windows seguirá siendo un bruto y guardándolo todo como root:root (en el QNAP,  admin:administrators). Y esto significa que si creas un fichero desde Windows, luego no tendrás permiso suficiente para cambiarlo o borrarlo desde Linux (pero sí para leerlo, afortunadamente). En cambio, al revés sí te funcionará: todos los ficheros creados con Linux serán accesibles y modificables desde Windows. No es que Windows funcione mejor, no. Es que es un bestia haciendo las cosas. ;-)

Bueeeeno, vaaaale. No es del todo cierto que Linux no pueda modificar un fichero creado por Windows. Si quieres hacerlo, solo tienes que usar el mismo truco sucio que Windows: ¡hazte root!.

He actualizado el firmware de mi QNAP Turbo NAS TS-219p y ahora mi PS3 ve las fotos demasiado pixeladas

Recientemente he actualizado el firmware de mi QNAP Turbo NAS TS-219p a la versión 3.2.4, lo que ha solucionado los problemas que tenía con el sistema de ficheros EXT4.

Pero cuando intenté ver las fotos de la unidad Qmultimedia a través de la PS3, me he encontrado con que todas se veían demasiado pixeladas, a una resolución realmente ridícula (concretamente a 240x320 pixeles, lo que hace virtualmente imposible ver nada).

El problema surge porque al actualizar el firmware de la QNAP se actualiza también el software servidor TwonkyMedia a la versión 5.1.3. Por algún motivo que desconozco, esta versión no detecta correctamente el tipo de máquina que es la PS3, así que le entrega las fotos como si fuera un teléfono móvil de baja gama.

Para solucionarlo, entra en la configuración de tu TwonkyMedia Server en la dirección "http://192.168.0.16:9000" (suponiendo que 192.168.0.16 sea la IP de la unidad QNAP, claro). Una vez ahí vete al setup (es el icono de la llave inglesa), y haz click en "Reproductores de medios". Ahí verás las direcciones MAC de los clientes que están accediendo a TwonkyMedia. Identifica la MAC de tu PS3 y abre el desplegable. Busca en el listado "PS3" y luego graba los cambios.

Ahora comprueba en tu PS3 las fotos y deberías verlas ya a alta resolución.

De nada. :-)

Usar un ordenador Windows para controlar un servidor Linux

Si tu servidor Linux está normalmente ocupado (por ejemplo por tu santa, ejem, ejem) y no puedes acceder a él, tal vez te interese poder entrar desde otra máquina de tu red local. Pero no solo en modo de consola, que eso es muy fácil usando SSH, sino también en modo gráfico, esto es, logarte a tu escritorio y acceder a tu correo en Evolution, a tu escáner, a tus datos, etc, como si estuvieras físicamente al teclado de la máquina.

¿Cómo puedes hacer eso?. Bueno, hace unos años, te hubiera dicho que activaras la opción XDMCP de gdm y ya está, pero lo cierto es que XDMCP es bastante inseguro y de hecho Ubuntu ha retirado la opción de su pantalla de login. Aún puede activarse y usarse, pero ya no se puede hacer con un simple click de ratón y hay que editar a mano algún fichero de configuración.

Hoy por hoy, yo te aconsejaría más bien VNC, porque es lo que mejor resultado me está dando y porque tiene varias ventajas, aparte de la mayor seguridad del software. Por ejemplo,  hay clientes tanto Windows como Linux, con lo que puedes activar el servidor en tu máquina Linux y controlarla desde Windows, lo que no está nada mal.

Lo primero que hay que hacer es instalar el software servidor. Para ello lógate como root en la máquina Linux y ejecuta un:

  1. [root@selene]# apt-get install vnc4server
  2.  

Ahora lógate como usuario normal y arranca el servidor con un:

  1. [root@selene]# exit
  2. [lacofi@selene]$ vncserver -geometry 1280x1024 -depth 24 :1
  3.  
  4. New 'selene.jeanette.es:1 (lacofi)' desktop is selene.jeanette.es:1
  5.  
  6. Starting applications specified in /home/lacofi/.vnc/xstartup
  7. Log file is /home/lacofi/.vnc/selene.jeanette.es:1.log
  8.  
  9.  

(asegúrate de que esa es la resolución que quieres, claro).

Lo segundo que hay que hacer es instalar el software cliente. Si el cliente es una máquina linux, tienes que ejecutar un "apt-get install xvnc4viewer", por ejemplo. Si el cliente es una máquina Windows instala RealVNC u otro software equivalente.

Para conectacte, ejecuta el programa cliente (por ejemplo RealVNC) y cuando te pregunte dile que vaya al servidor "192.168.0.2:1", suponiendo que 192.168.0.2 es la IP local de tu servidor Linux, y que "1" es el número del Display (recuerda que lo especificas cuando ejecutas vncserver, aunque habitualmente es 1 o el siguiente disponible si hay varios servidores ejecutándose).

También tienes que meter tu contraseña cuando te lo pida. No te preguntará por el usuario, puesto que asumirá que es el mismo que ha arrancado el servidor VNC de ese Display. Por ejemplo, si quieres que otro usuario linux pueda acceder desde otro ordenador, es muy fácil: solo tendrá que arrancar su propio servidor VNC ejecutando el mismo comando, pero apuntando a otro display ":2". Así que el que intente entrar en ese display tendrá que proporcionar la contraseña de ese usuario y no del anterior. No se si me explico o te estoy liando. ;-)

Te recomiendo que en la máquina Linux instales como servidor VNC el programa vnc4server, y no el famoso TightVNC. ¿Por qué?. Bueno, se instala igual, es igual de fácil de ejecutar y entras en tu escritorio de la misma forma. Peeeero, en mi máquina tenía la desagradable manía de colgarse y hacer crash en cuanto ejecutaba algún programa medianamente decente (Gimp, digiKam, Evolution...), lo que lo convertía en una verdadera tortura prácticamente inútil. Todo eso se solucionó simplemente desinstalándolo e instalando en su lugar vnc4server. Que lo sepas.

Recuperar fotos descartadas por subexposición del primer plano

El ojo humano tiene una enorme capacidad de adaptación. Situados ante una escena, la pupila se adaptará y reajustará continuamente dependiendo de hacia dónde enfoquemos. Pero una cámara fotográfica solo tiene una posible exposición para toda la escena. Por eso, si tenemos un primer plano oscuro (o en sombra) delante de un fondo claro (por ejemplo una bonito paisaje), a simple vista puede parecernos una escena preciosa, pero al hacer la foto seguramente saldrá mal y la acabaremos descartando porque el primer plano es tan oscuro que casi no lo vemos.

Solucionar este problema tan frecuente no es nada fácil. Podemos ajustar la cámara para que salga bien el primer plano, pero entonces quemaremos el paisaje. O podemos ajustar la cámara para que salga bien el paisaje, pero entonces el primer plano sale demasiado oscuro y a duras penas distingues a tu chica. O también podemos usar el flash de relleno, por supuesto, que es lo que se recomienda en todas partes. Pero, aquí entre nosotros, el flash de relleno da un aspecto un tanto artificial al primer plano y la foto no suele quedar demasiado bien.

La solución que te propongo es editar la foto con Gimp y usar un plugin que se llama "Fake HDR Look". Como indica su nombre, no es un verdadero HDR sino solo un apaño, pero da buenos resultados y te permitirá recuperar muchas de las fotos que seguramente habrías descartado.

El plugin, básicamente, busca grandes zonas de subexposición y las reajusta para que salgan un poco mejor. Y, al mismo tiempo, busca grandes zonas de sobreexposición y hace lo mismo pero a la inversa. El resultado queda bastante natural y el plugin en sí mismo es todo él automático. Véase el ejemplo.

Antes:

Foto previa

Foto descartada (por subexposición del primer plano)

Después:

Foto retocada

Foto recuperada (con Fake HDR Look)

El fondo de la foto es más o menos el mismo, pero tras el retoque se ven mucho mejor las facciones de la guapa chica que está posando delante. Y también se aprecian más detalles en la cara oscura del peñasco que está en el centro, y en el cartel informativo de la derecha. En general, es una foto mucho más aceptable, ¿no?.

Info Copyright (modo paranoico on): Las dos fotos previas son de propiedad privada. No se permite el uso ni la modificación en modo alguno salvo autorización expresa del autor. Todos los derechos reservados.

Para instalar el plugin Fake HDR Look tienes que ir a su página web y descargarte el fichero "scm". Ese fichero, tienes que copiarlo a la carpeta donde Gimp guarda los scripts. En el caso de Ubuntu, esa carpeta es "/usr/share/gimp/2.0/scripts/".  Luego, desde Gimp, vete a "Filtros", "Script-Fu" y pulsa en "Refrescar filtros". En el menú, debería aparecer ahora una entrada "Script-Fu" donde está "Fake HDR Look".

Para complementar a Fake HDR Look deberías instalar también otro script que mejora sus resultados: Automated Dodge and Burn (se instala de la misma forma).

Si quieres un HDR auténtico estamos ya hablando de cosas serias y necesitarás un programa un poco más complejo, pero ya no se trataría de recuperar fotos descartadas, sino de hacer virguerías con fotos ya de por sí buenas.  Por ejemplo, yo te recomendaría probar primero con la opción "Local Contrast" del programa Linux "Digikam" (es más sofisticado que el plugin de Gimp, pero aún no es verdadero HDR), o si quieres algo más virguero, también tienes el programa "Dynamic Photo HDR" para Windows, que hace un magnífico trabajo y es barato (lo siento, pero odio el pirateo y no estoy dispuesto a pagar más de 800 euros por el puñetero Photoshop).

Ya que estamos, si te pica la curiosidad y quieres ver lo que puede hacer Dynamic Photo HDR, helo aquí.

Antes:

Antes

Foto original

Después:

Posterior

Procesada con Dynamic Photo HDR

Digo yo que la diferencia está clara, ¿no?. Mires donde mires, se aprecian en todas partes mogollón de detalles que antes pasaban desapercibidos. Y eso que se trata de una única fotografía en formato JPG, con lo que el software solo puede usar un modo Pseudo HDR, no HDR auténtico. Aquí deberías recordar que el JPG es un formato con pérdida, lo que significa que se desprecian y se pierden muchos datos al comprimir la imagen. Imagínate lo que puede salir con una serie de fotos en formato RAW y con horquillado automático de exposición. :-P

No, si yo de técnica fotográfica sé un rato. Luego no me salen más que churros, pero ese es otro tema.  O:-)

Mi QNAP TS-219P Turbo NAS está provocando bloqueos en mi ordenador tras añadir un disco EXT4.

Recientemente he instalado un disco duro externo eSATA que he conectado al QNAP TS-219P para que esté disponible en toda la red. El nuevo disco lo he formateado a EXT4, por aquello de que es el futuro.

Pero poco después empezó una pequeña pesadilla. A partir de ese momento el QNAP empezó a colgarse de forma errática. Y no solo eso, sino que me empezaron a surgir problemas serios también en las máquinas que actúan como clientes, tanto Windows como Linux. Por ejemplo, mi portátil (Windows Vista Business) empezó a colgarse cuando intentaba acceder a cualquier unidad de red que apuntara al QNAP (no solo la nueva externa, sino literalmente cualquiera de las unidades del QNAP). O por ejemplo, el ordenador de sobremesa (Ubuntu Linux) era incapaz también de acceder a ninguna de las unidades NFS del QNAP. Aún peor, porque actualmente alguna de esas unidades contiene ficheros y carpetas sin los cuales resulta imposible logarse, lo que evidentemente provocó alguna que otra protesta por parte de mi santa.

Como soy bastante espabilao, aquí donde me ves, rápidamente asumí que los cuelgues que sufrían todas las máquinas que pretendían acceder al QNAP tenían algo que ver con el disco duro que acababa de añadir, y más concretamente, con su peculiar sistema de ficheros, el EXT4, con el que lo había formateado.

Así que rápido y seguro de mi mismo, entré en la Web de configuración del QNAP, me fuí a la unidad externa, elegí el sistema de ficheros EXT3 y le di al botón de "Formatear ahora". Mmeeeeec. La página Web se colgó. Una y otra vez. Y no me permitía formatear. Ahí empecé a sudar un poquito, hasta que me di cuenta de que el disco tenía un bonito botón que decía "off". Listo, el ingeniero que lo puso ahí. :-)

Bien, el problema es el sistema de ficheros EXT4. Aunque teóricamente está soportado, al QNAP no le gusta ni un poquito, y se vuelve muy inestable. Tanto, que no te permitirá volver a formatearlo (al menos a mí no me lo permitió). Si te ha ocurrido algo parecido a tí, te recomiendo que actualices inmediatamente el firmware de tu QNAP a la versión 3.2.3 o superior, puesto que incluye algunas correcciones importantes de bugs conocidos, entre ellos... ¡tachaaan!, la inestabilidad del sistema operativo del QNAP con los discos EXT4.

Obviamente, me lancé como un poseso a actuar el firmware, y la verdad es que fue todo como la seda. Con el firmware nuevo, lo primero que hice fue volver a la Web de configuración del QNAP, encender otra vez el disco duro externo conflictivo, y formatearlo a EXT3. Esta vez me lo permitió y funcionó sin problemas. Seguramente hubiera podido seguir usándolo en EXT4, pero visto lo visto preferí no jugármela y usar el "viejo-pero-fiable" EXT3 de toda la vida.

Pues ya lo sabes. De nada. ;-)