Paso de ti

(Elegida por mi)

Vale, ahora que María no nos oye, lo confieso. Solo hay un motivo por el que quería ver esta película. Y ese motivo es Kristen Bell, actriz a la que posiblemente conozcas más como “Veronica Mars”. Bueno, a María le encanta Will Smith y yo no digo nada. Estamos casados, no muertos. :-P

Que dice María que Will Smith le gusta, si, pero no de esa forma. Bueno, va, pues pongamos Noah Wyle (el “Dr. Carter”, de Urgencias), o Goran Visnjic (el “Dr. Luka Kovac”, de la misma serie). Venga, María, que nos conocemos… :-P

El caso es que uno va a ver esta película sabiendo a lo que va: a ver una comedia disparatada y con poca gracia, al más puro estilo disparatado americano de “Un par de tontos muy tontos”, o algo así. Y partiendo de esa base, se entra en el cine con la mente abierta.

Y cuando empieza la película, ves a un capullo enamorado de una actriz en la cumbre, al que ella está dejando de una forma un tanto surrealista. Y entonces el capullo te parece un pobre idiota, y la chica, una chica más o menos normal que se va con otro capullo aún más gilipollas si cabe (real como la vida misma, sí).

Y en ese momento, tienes la sensación de que todos tus peores perspectivas sobre la película se están confirmando, y que ni siquiera Kristen Bell hará soportable el peñazo.

Mentira. O error de marketing, llámalo como quieras.

“Paso de tí” no es una comedia, exactamente. En cierto modo es una comedia romántica, que es muy distinto, aunque no de las típicas, típicas. Pero sí de las que a mí me gustan, curiosamente: con momentos agridulces y un sutil mensaje de fondo flotando en el aire para quien quiera cazarlo: que en el fondo no hay buenos ni malos, que todo el mundo tiene algo de capullo y algo de buena gente.

Es una película con personajes caricaturizados hasta el extremo, a cual más loco y friki. Pero todos sin excepción están dibujados con coherencia suficiente, y magníficamente interpretados, además, lo que permite que nada chirríe y que uno se mantenga pegado a su butaca. Hay de todo: momentos románticos hasta la sonrisa idiota, momentos graciosos hasta la sonrisa abierta, y alguna que otra carcajada. Y es que no sabes quién es más friki, si el protagonista o el secundario de ahí al fondo. Gente rara, rara, que a veces recuerda un poco a “Doctor en Alaska”, si se me permiten ese tipo de comparaciones.

Pero son personajes con profundidad suficiente, no planos como ocurría en Caspian. Aquí son todos pura escala de grises, gente complicada y confundida que a menudo no sabe exactamente lo que quiere. Desde luego, los protas no lo saben.

El principal protagonista, Jason Segel (que por cierto es también el guionista) hace un papel bastante logrado porque huye de las ideas preconcebidas y de las soluciones facilonas. Su personaje es, básicamente, un fracasado. Pero no en todo ni del todo. Por ejemplo, es un fracasado en el sentido de que no puede tener a la chica que quiere. Pero luego, curiosamente, cae bien, hace gracia y por ello tiene cierto éxito entre el sexo femenino. No encaja exactamente en el concepto de fracasado ni tampoco en el de triunfador. Es solo una persona normal (aunque con un montón de rarezas), que simplemente no tiene a la única chica que él quiere. Una putada, si. Eso duele. ;-)

La principal protagonista, interpretada por Kristen Bell, es (mira tú) una actriz de éxito en papeles televisivos un tanto casposos (tipo “CSI: Miami”, para que te hagas una idea), pero que son record de audiencia. Es una mujer un poco trepa y oportunista, pero salvo eso no es mala gente, y desde luego uno empatiza fácilmente con ella y entiende sus motivos. No es el mejor papel de Kristen Bell, pero hay que decir que esta actriz sorprende por su amplio registro. No ha cambiado nada su aspecto físico en ninguno de los trabajos que la he visto (Veronica Mars, Heroes 2ª temporada, y “Paso de ti”). Y sin embargo, cuando la vemos en Heroes, no nos recuerda ni un poquito a Veronica Mars. Y en “Paso de tí”, ocurre otro tanto de lo mismo. Solo con su forma de moverse y actuar, consigue saltarse todo el encasillamiento, lo que dice mucho de una actriz, por cierto.

Y la siguiente protagonista a mencionar es Mila Kunis, claro, que está espectacular, sencillamente, y hace un papel impecable hasta llegar a eclipsar a Kristen Bell. Literalmente. Un poco flaca, según María. Si, bueno… ;-)

El final es completamente predecible, claro. Lo sabes desde el primer momento y lo esperas, como en toda buena comedia romántica. Quien quiera drama que se vaya a “Memorias de África”, carajos. ;-)

De cinco estrellas, yo le daría tres y media, quizás cuatro. Para que te hagas una idea, cinco estrellas las tendrían solo “Love Actually” y “Cuando Harry encontró a Sally”. En otras palabras, cuatro estrellas implican que es una de esas películas que no me importaría volver a ver, aunque sin llegar al entusiasmo que produce un trabajo completamente redondo.

Opinión: ★★★½☆

Be Sociable, Share!

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.